Jueves, 03 Enero 2013 16:47

Reforma de la Cubierta de Santo Tomás

Fuente: larioja.com

La reforma de la cubierta de Santo Tomás finaliza en el tiempo establecido. La empresa tendrá que velar por el mantenimiento de la techumbre en los próximos años.

Los andamios aún rodean la fachada de la iglesia de Santo Tomás de Haro y las telas cubren el área de actuación, pero los operarios ya han terminado el trabajo principal.

La obra para la reforma de la cubierta en la parroquia está finalizada y la recepción oficial en la Consejería de Cultura está prevista para el 19 de enero. El Gobierno de La Rioja ha destinado 787.000 euros para garantizar el futuro del único edificio de Haro considerado, hasta el momento, como Monumento Nacional.

Y los trabajos se han ejecutado en el plazo establecido. Cinco meses y tres semanas, una rebaja considerable en el tiempo ya que en principio, según el proyecto, les otorgaban hasta ocho meses para esta compleja actuación.

También se rebajó el presupuesto inicial, ya que Cultura tenía pensado destinar alrededor del millón de euros y finalmente han sido 787.000 euros. Con la obra ya terminada, el director general de Cultura, Javier García Turza, mostraba su satisfacción por el resultado y la rapidez en la ejecución.

En este tiempo, la empresa Cabero Edificaciones, de Castilla y León, se ha encargado de sanear y reponer la cubierta con madera laminada más ligera. En los últimos años, la humedad había empezado a deteriorar y pudrir las vigas de madera, lo que había provocado hundimientos parciales en algunas partes del tejado.

La actuación tenía como objetivo aligerar la carga y sanear todo el techo para garantizar la salud de la iglesia de Santo Tomás «durante esperamos otros 300 años más», afirmó García Turza.

Visión de futuro

Y para asegurar el futuro de la cubierta de la iglesia, la empresa ha habilitado unos aperturas y pasillos que permitan un mejor acceso a la techumbre para poder realizar revisiones periódicas y obras de acondicionamiento simple.

El mantenimiento de este tipo de obras es una constante que se está empezando a pedir a las empresas. «Tienen que tener un plan de mantenimiento porque muchas veces la restauración está bien hecha y falla en la conservación». «Con las revisiones se puede conseguir sacar brillo al dinero», apunta el director general de Cultura.

La reparación de la cubierta de Santo Tomás era una actuación que tenían pendiente desde la Consejería de Cultura, ya que es uno de los principales templos de La Rioja Alta. Declarado Monumento Histórico Artístico Nacional en 1931, es uno de los reclamos turísticos más importantes dentro del patrimonio cultural de Haro. La ciudad cuenta «con un buen conjunto de casonas, dentro de las cuales está la iglesia, que con esta obra ve garantizada su futuro».